Nequáquam

– María, por favor lava los platos.

– ¡NEQUÁQUAM!

 

Supongo que si alguna vez en mi vida hubiera contestado así, jamás me hubiera pedido que volviera a lavar platos. Esa actividad tan horrenda, tan desperdiciadora de agua, tan vulgar.

¿Se imaginan que en vez de decir: “Ni en pedo”, dijéramos “Nequáquam, cabrón. Nequáquam”?

Por cierto, cuando terminé de grabar, la nana se aventó una de las suyas:

 

¿A ver, qué les cuesta a esos que son corruptos, cuando les ofrecen mordidas contestar: “Nequáquam”? Nada, no les cuesta nada. Méndiga gente corrupta, asquerosa. Yo por eso no los quiero. Gente fea.

 

Y se fue mentando madres al fondo del depa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s