Cuarentón(a)

Rara vez escojo palabras que son simples de entender, o que no causan confusión en su significado; sin embargo, esta palabrita tiene mucha carga interpretativa.

Cumplir 40 años ha sido un verdadero gusto en mi vida. Nunca pensé que viviría tanto, siempre pensé que me quedaría en los 30, así que cada año después de ese número fue un regalo y una condena al mismo tiempo.

Pocos días antes de cumplir 40 me lastimé la espalda de una manera tal que no pude caminar durante varios días. Y, aunque después de muchas sesiones de terapia y ejercicios ya puedo hacerlo, la verdad es, que “los fierros no tienen ley”, y fallan a cada rato.

Desde los 35 he notado como poquito mi cuero no tiene reparo alguno en caer en los clichés de la edad: el cabello se adelgaza, los lácteos me caen pesados, tengo que escoger entre cenar atascado o dormir, los dolores de cabeza duran más y ni siquiera son tan fuertes. El cuerpo cumple 40… uno, si tiene suerte, los cumple con él.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s