Comamos Palabras – Críptico

Hoy comencé una patita de mi nuevo proyecto. Recientemente descubrí (porque alguien más lo notó y tuvo a bien decírmelo – Gracias Comadre), que “esa clase que das, es básicamente Semiótica para Principiantes.

No, no estudié eso en la universidad, porque aunque fui muchas veces y como alumna y a veces como maestra, no tengo título de nada. Lo que tengo es mucha práctica y la bendición de Arrigo Cohen, que me parece, son credenciales más que suficientes para “usar las palabras porque son tuyas, mija”. Así decía Arrigo cuando lo recibía en SOGEM y me permitía ayudarle a subir las escaleras para darle clase a mis maestros antes de empezar el horario normal.

Las palabras me fascinan. Son mi vicio. Son el chocolate de mi vida. Son café. Son sashimi de atún. Son labios frescos listos para besar. Son aromas que me abrasan las ideas. Y creo que si todos usamos las palabras, tal vez seríamos menos desdichados, estaríamos menos frustrados, menos confundidos en el día a día. Si aprendemos a amarlas, nos transforman desde dentro.

De ahí nace #ComamosPalabras.

Quiero proponerles descubrir qué entendemos por una palabra, que propondré en un tuit, y que juntos vayamos viendo dónde nos une y dónde nos separa. La palabra con la que iniciamos esta dinámica fue “críptico”.

¿Qué significa la palabra “críptico”?  Es un adjetivo que califica a un concepto, normalmente un mensaje que está escondido, protegido por un código. La RAE (instutucion que publica el diccionario que los hispanohablantes escogimos para que sea nuestra referencia común, pero no al que más le confío), dice de la palabra:

críptico, ca

Del gr. κρυπτικός kryptikós ‘oculto’.

2. adj. Oscuro, enigmático.

3. adj. Bot. y Zool. Que se camufla en su entorno mediante su color, su olor o suaspecto. Plumaje críptico.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

¿A qué les suena antes que a cualquier cosa? A mí, a tumba. A cripta. En mi memoria, es una palabra joven. No debe tener más de 10 años. La primera imagen que tengo es a Tom Hanks tratando de abrir un criptex de madera en la película Davinci’s Code.

Críptico no es una palabra que usemos comúnmente y por lo tanto nos resulta lejana. Da miedo usarla y que al hacerlo, terminemos diciendo una pendejada. Yo creo que las palabras son como la comida, hay que probarlas, cerrar los ojos y sentirlas en la boca, saber a qué huelen. Decirlas fuerte. Decirlas suavecito. Anden, háganlo.

¡CRIIIIPTICO!     c r í p t i c o

¿Qué imaginan? ¿Qué vieron al cerrar los ojos? Eso que ven, esas imágenes que se acercan y se van en dos segundos y no consiguen describir con la misma velocidad, es el esmalte que por siempre cubrirá lo que sea que entiendan o aprendan sobre el concepto “críptico”. Es su propio código oculto, es su lenguaje, el que sólo ustedes entienden. Por eso inventamos este, el que usamos todos, el Español con sus letras y sus acentos distintos para cada región, para que se acercara lo más posible a la descripción individual del entendimiento.

Las imágenes que tienes en la mente, son tu propio criptex. Y las palabras que ocupes para describirlas, son los códigos, las herramientas que le das a quien los lee, a quien los escucha, para que puedan entenderse. Así que trata con cariño a tus imágenes interiores y procúrale la descripción más detallada y precisa que puedas.

En el ejercicio de hoy, ayudaron muchas personas. Muchas gracias a @EldeCreativo por el RT,  sus fans ayudaron mucho. Muchas gracias a los @PonleSyrup por corearme en mis proyectos. Muchas gracias a todos por participar.


 


 


 


 


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s