Vámonos a lo grande: ¿Qué es el amor?

Y miren que lo digo sin pretensión alguna de conseguir contestarlo. De verdad que sé que no se puede, de entrada porque el amor es una sensación diseñada dentro de cada ser humano, y cada ser humano come diferente cereal con diferente cantidad de leche y eso hace que todo su día sea diferente.

Esta semana… estas últimas semanas he estado discutiendo y deliberando mucho el tema. Sola y acompañada.

El amor, si me lo permiten y aunque no lo hagan, en mí es una sensación continua, diaria, que ejerzo absolutamente todo el tiempo. Veo la planta que crece en mi escritorio en la oficina y perdón, pero la amo. Veo como Iquimeh insiste en que le dé de cenar al menos unas tres veces y agacha las orejas como si eso me fuera a convencer, y siento amor. La amo.

Amo el recuerdo del olor de mi padre y amo a mi padre. Amo y es una cosa que me calienta el pecho cuando hace frío y que me refresca la cabeza cuando hace calor. Amo a @Mikeavirgin, a mis sobrinos. Los veo y me siento parte de algo irrepetible. Y los veo como a mi planta del escritorio, cómo cada día van estirándose a otro rumbo y a veces no me doy cuenta hasta que tienen una hoja nueva.

Amo a mis amigos, y amo ver cómo mi amor les afecta. Amo la claridad que me han dado todos estos meses turbulentos.

Amo todo aquello que me recuerda que el dolor vale la pena. Amo todo aquello que contrasta con lo cotidiano del dolor, con lo vulgar de la rutina, y con lo sabroso de la rutina.

El amor es absolutamente universal, todos lo sentimos, pero también, he ido aprendiendo estas semanas, todos le tienen miedo.

Yo no. Yo estoy enferma de tristeza, de saudade crónica, y amo libre, derrochadoramente. Tal vez por eso estoy enferma, o de eso estoy enferma.

Hoy me dijeron: No sabía el concepto tan privado, profundo y respetuoso que tienes del amor y las relaciones… El cual respeto enteramente, te admiro y hasta envidio -a veces quisiera volver a pensar así-.

¿Y por qué no? A ver, díganme ¿por qué no?

Saben por qué, porque no saben la diferencia entre amar y enamorarse.

El fin de semana vi este video y se me detuvo el tiempo. El señor @MaxBlume tuvo a bien discutirlo un poco… no, acariciarlo un poco conmigo. El amor es como esas mariposas encerradas que nadie se atreve a tocar por miedo a que lastimen, y cuando te das cuenta que aún sacándolas de ese cristal donde están atrapadas en el tiempo, no puedes destruirlas, te derrotas en desesperación, y te enamoras. Y enamorarte duele porque se confunde terriblemente con el apego. Y el amor es todo, menos apego.

Acaricien ese video, y mañana, salgan a amar.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anonymous dice:

    Me encantó. Hablar de las emociones y sentimientos desde una perspectiva íntima y personal requiere objetividad y valor. Además de que comparto el concepto. Enamorarse y amor, ambos son necesarios. No deberíamos de prvarnos de ninguno de los dos. Soy humano. Amo. Max.

    Me gusta

  2. Muchas gracias por detenerse por acá Max. Ya escribiré más sobre este video… es inagotable.

    Me gusta

  3. Kirah dice:

    Y que quitan el video, mi muy estimada MaríaIsabel, ¿sería posible que nos pusiera otro link?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s