¿Qué pasará el lunes?

Esa es la pregunta que todos nos hacemos a unas cuántas horas de acudir a las casillas.

Todos estamos cansados de escuchar sobre las votaciones, los candidatos, las “propuestas”, los trapos sucios, hartos de ser invadidos con información que nunca sabremos si es verdad o no. Fastidiados de saber que no confiamos en nadie…

Ayer le pregunté a un par de colegas: ¿por quién te da menos miedo votar? La respuesta en específico no me interesaba tanto como la reacción a la pregunta. Ningún interrogado reparó en que la pregunta hablaba de miedo, no de preferencias.

Saldremos a votar por miedo. Y los votos serán contados y sin duda habrá alguien contento por los resultados y otros miles no y pasará lo que ya sabemos. Sin embargo, si tú estás en posibilidades de leer esto, es porque tienes acceso a una computadora, sabes leer y además te interesa. Tú estás del otro lado. Tu voto no va a mejorar o empeorar tu calidad de vida porque tu vida, sí está en tus manos.

Así que sal a votar y piensa en quienes no tienen acceso a esto, a una computadora, a saber usarla más allá de chatear o subir fotos, o ver videos en Youtube. Sal a votar pensando en quienes morirán en estos próximos años, ya siendo adultos y jamás habrán visto una computadora, o un libro; sin saber leer, sin poder entender sus opciones, no las electorales, si no las de escoger con quién vivir, si comer cereal o quesadillas, si salir a la calle porque hay una o quedarse dentro del refugio porque no hay opción.

Y acordémonos. Pase lo que pase el lunes, todo va a estar bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s