Es temporal

¿Cuánto tiempo significa temporal? Este fin de semana grabé un PataPirataCast donde nuestra locutriz estrella, Lizzet Loyola, escogió el tema Hogares Temporales. Hablamos mucho sobre hoarding, sobre medir tus capacidades y hasta dónde puedes ayudar. También hablamos de cuánto tiempo es temporal…  y cómo ese tiempo en que albergas a un animal también depende de ti.

Entonces, acabamos hablando de apego. ¡Qué bruto! ¡Cómo construimos la vida alrededor de los falsos hilos que nos unen a lo demás!

El amor es tempora, la felicidad es temporal, la riqueza, la pobreza, la tristeza y la angustia. Todo es temporal… pero el tiempo que pasa mientras lo vivimos tiene una carga de relatividad absoluta y nos confunde siempre.

La última vez que tuve una depresión con sintomatología física fue en abril de 2001. Mi padre acababa de morir y había sido golpeada por una vecina, acusada de asesinato, adicción a la cocaína, aborto, mantener amigos indeseables y un montón de bellezas más que nunca he podido descifrar de dónde salieron.

Los rumores y acusaciones no pesaron tanto como la ausencia de mi padre y lo que esto conllevaba. Se acabó el trabajo, la rutina, las costumbres, la caza de momentos felices y el ejercicio de la tolerancia. Me encerré en una recámara de esta casa y salía sólo al baño. Comía arroz blanco y atún en lata. Cosía sin parar.

Ahora la vida cambió radicalmente. Tengo la rutina vacía de voces, de risas, de complicidades y llena de silencios y anécdotas que no le hacen sentido a nadie porque no hay quién encuentre el hilo conductor de mi vida ni yo comparto el de nadie más.

Codependencia dirán. Puede ser. ¿Cómo no negarlo cuando toda mi vida he sentido la necesidad de vivir por alguien más? Sin embargo sé que esto pasará, que este vacío que hoy me parece interminable un buen día dejará de sentirse y toda mi rutina estará llena de cosas nuevas.

Hace 10 años, después de esa depresión, recuerdo haber estado sentada en la hamaca viendo llover y decirme: “Reina, nos vamos a ver tan bien de viejas, solas, con las trenzas larguísimas, leyendo toda la tarde en esta hamaca”. Y entonces, semanas después apareció él.

Lo que la lluvia da, que la lluvia lo quite. Después de todo, el verano también es temporal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s