Dejándome sorprender

Las últimas semanas se me ha juntado la chamba. Laboral, emocional, patapiratense, familiar. Igualito que con las lluvias defeñas de estos días, sientes, quieres, deseas que no caiga la tormenta cuando vas a salir de la oficina, y por más que lo deseas, púmbale, parece que estás en Tabasco en lo que queda de selva.

Ayer, como cualquier otro chilango, hice más de una hora para llegar a la oficina y otro tanto igual para volver a casa. El segundo recorrido lo hice acompañada de la bella Diana Razgado, la hipster fresa de PataPirata, quien me iba explicando como el Metro, en realidad es una “limo tipo bien trendy de color naranja que no cabía en mi garage entonces tipo se la presté a los demás para que la usen”.

La semana pasada denuncié a un vendeperros de la Glorieta del Angel de la Independencia quién tuvo a bien amenazarme de actos violentos múltiples y la verdad, debo confesarlo, sí me da un poco de miedo andar sola por esos lares… o acompañada, en una de esas agarra parejo.

Total que enter la lluvia, la humedad que después de los 30 ya no tiene una connotación sexual si no reumática y las preocupaciones por vender 200 boletos para la función de teatro que nos regalaron la noche no pintaba para dormir en paz. Y así fue. Me desperté no sé cuántas veces. Los hijos perros no cooperaban, porque con el frío de estos días cada vez se repegan más sin importar que a su madre le de calor.

Dieron las 7:30, me levanté. Me choca levantarme temprano. Es como portarse bien y saber que lo estás haciendo. Siento clarito la sonrisa a medias de mi madre con sus ojitos de: te lo dije.

Prendí la computadora, dije buenos días en todos los idiomas y perfiles sociales donde debo desearlos. Me hice el lunch, el topper de la comida. Y de repente me di cuenta: las cosas están saliendo extrañamente bien.

Mmm.

Busqué el outfit, cosa que para una defeña es complicada. No puedes cargar el abrigo porque te mueres de calor, si no llevas suéter mueres de frío. Si te llevas solo la bufanda que sea ancha para que la uses de chal. El sombrero negro, el sombrero negro ese es el que me saca de esta bronca, ¿pero dónde está?

No me pregunten cómo, pero un sombrero que tenía perdido más de un año apareció en la primera búsqueda. Y con él una bufanda que me tejí hace siglos y no recordaba.

Me hice mis sandwiches, mi toper de nopales. Salí, la calle estaba soleada. ¿Qué pues con el optimismo de este día?

Caminé a Reforma y la vida no podía ser mejor: el camión rosa que llega hasta la esquina de mi oficina, donde sólo se suben mujeres, y siempre está vacío. No sólo pasó cuando yo llegaba, si no que el chofer se fue deteniendo desde que me vio.

¿Alguien está grabando esto?

A menos de dos paradas se desocupó un asiento y pude continuar el diálogo con las redes que atiendo. Mandé tuits personales. Revisé mi correo. Me pinté “la rayita del ojo” (decía mi amá). Y cuando el tráfico se puso loco -porque bueno, nada es perfecto- el chofer dejó subir a un guitarrista con armónica que además de no tener mal ver, ojo bonito, y guitarra en gran estado, cantaba bien…. ¡BOB DYLAN!

Llegué a la oficina y gracias a el insomnio, a las preocupaciones, al descubrimiento de mi nuevo apodo (#LaAlcaldesadeFuchitan, díganme que no es divinoooo), al premeditado cansancio del lunes, este martes está empezando con un inusual… nunca antes vivido entusiasmo.

Supongo que la moraleja es:

1. Siempre tómense sus medicamentos. A la misma hora, sin saltarse uno.
2. No importa lo mal que pinte el día, siempre puede reírse en tu cara y mejorar.
2. Bob Dylan rockea.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ROSA MA. dice:

    Hoola, siempre es un placer leerte. Saludos

    Me gusta

  2. Doña M dice:

    ¡Mil gracias! Me acabaste de hacer el día.

    Me gusta

  3. Özer dice:

    Pos usté que no se deja ver. ¡Te extrañamos, insisto! Muchos abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s