"Quiero un perro, pero bonito"

Mi respuesta a ese comentario siempre ha sido: “No hay perro feo”. Y entonces vienen las justificaciones, los alegatos, la mencionada de razas y la temida palabrita: “corriente”. Al final, es una discusión, como hay miles, tan innecesaria como todas las discusiones. “En alguien tiene que caber la prudencia”, me decía siempre mi papá, que no era nada prudente, pero que conseguía negociar siempre.

¿Cómo convencer a un posible adoptante de la verdad cuasi absoluta que vivimos los animaleros? No hay manera. ¿Cómo hacerle ver que no hay perro feo? No hay manera. ¿Cómo “abrirle los ojos” ante nuestra verdad? ¿Y quién nos abre los ojos a nosotros?

Mi vecina quiere adoptar, “porque ni de loca pago 25 mil pesos por un perro”; y aclaro, es el varo lo que la detiene.  “Quiero un perro bonito, de tamaño mediano, que no suelte pelo,  que aguante correr conmigo (es maratonista), que no sea corriente, que sea de raza…” Hace una pausa y se ríe. Yo no digo nada, no pongo cara de desaprobación. Le digo que sí, que si me tiene paciencia lo encontramos. Me dice que se metió a la página de Pedigree pero que piden muchos requisitos, que por qué lo hacemos tan difícil. Le cuento un par de anécdotas, le cuento como a pesar de los filtros que hacemos terminamos rescatando dos veces al mismo animal.

Le cambia el semblante.

– Cuéntame, ¿qué es “bonito” para ti?, ¿cómo es bonito?, ¿qué clase de perro se te hace “bonito”?
 – Pues que no sea feo (sic). Ya sabes, Chihuahua así con la cara (y aprieta el rostro subiendo sus manos a la boca imitando lo que yo entiendo como un T-Rex).
-¿Qué razas te gustan?
– Bulldog, Schnauzer, así grandes pero no tanto.

Ahí es donde uno tiene que entender que la prudencia, debe caber en mí. Ustedes que me leen, que son colegas de esto de la levantada animal, o que son sensibles al tema, saben que hay como 7 océanos de diferencia entre un Bull y un Schnauzer. Pero sobre todo, si alguna vez han dado en adopción, saben que vale la pena explorar la posibilidad de encontrarle hogar a un animal, de hacer feliz a un humano de pasada.

Mi vecina es abogada. Es atleta. Corre como el diablo. Es responsable como pocos de mis vecinos. Es de armas tomar, como buena abogada. Me cae bien aunque compartimos pocas cosas.  Como muchos posibles adoptantes veo en ella potencial y peligro. Pero justo para que el peligro se diluya y el potencial crezca es que existe PataPirata y todas las asociaciones: porque queremos que los demás vean algo que no han visto y que a nosotros nos cambió la vida. Pero no por eso somos mejores personas. No por eso sabemos más que ellos. No por eso dejamos de intentarlo.

Bonito es una palabra tan subjetiva como bueno y malo. Bonito para mi vecina significa “que haga click conmigo”. Y creo que al final eso significa para todos… o para muchos. Pero si yo hubiera dicho: no reina, adoptados hay de todo pero finos quién sabe, ¿y por qué lo quieres fino?, ¿y tú de dónde eres fina?, etcétera, etcétera. Si yo me hubiera puesto a la defensiva… mi vecina, como miles de posibles adoptantes, irían a +Kota y comprarían, por mucho que les cueste, eso que ven fácil, que ven sencillo y que cómo fregados decirles que no, ven bonito.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. El problema radica en que en esta sociedad tan materialista se ha inculcado en que sólo lo fino vale… No sólo prefieren animales "finos", también ropa, maquillaje, accesorios, carros etc. Es un problema social, centrado en la educación, la costumbre y el capitalismo. Bueno eso opino yo :]

    Me gusta

  2. Esined dice:

    Muy bueno tu post, y me dejaste pensando. Yo suelo ser de esas personas que si se ponen un poco a la defensiva cuando de algún modo discriminan a los animalitos, pero me pongo peor cuando leo casos de irresponsabilidad… me cuesta trabajo no contestar en tono "agresivo" pero a veces siento que si no lo hago así, la gente no reacciona… obviamente también depende del como pregunten, como dicen "En el pedir, está el dar".Pero tienes razón, a veces eso resulta contraproducente porque entonces nos ven a los animaleros como unos apasionados y prefieren irse por el camino fácil… mejor comprar que adoptar porque nadie les va a hacer "tedioso" el adquirir un animalito.Yo tengo un blog sobre animalitos y me gustaría postear esta entrada, me gustó el tema y la forma en la que la relatas, pero obviamente necesito tu permiso =D¿Se puede? ^^

    Me gusta

  3. Doña M dice:

    Cuesta muchísimo trabajo escuchar sin prejuicios. Muchísimo. ¿Cómo sabe uno que porque un posible adoptante usa palabras que no nos gustan, eso significa que no será buena familia para un can?Cuando se trata de irresponsabilidad… creo que muchas veces nosotros, los animaleros, asumimos que todos saben cómo tratar a un perro o un gato. Mucha gente comete maltrato por ignorancia; pero conseguiremos mucho menos si además de intentar "educarlos" nos ponemos en el plan de aleccionadores. A nadie le gustan los sermones. ¡Usa todo lo que quieras de este blog! Muchas gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s