>La memoria de las cosas

>
No puedo recordar cuándo escribí el primer post de PataPirata. Fecha que se consideraría el nacimiento del asunto ese…. Me acuerdo que era sobre Canela, una pitbull que rescataron a la bruta las fundadoras de GEPDA. Me acuerdo que Canela era el dolor de cabeza y el pretexto para sacar dinero. Me acuerdo que también publiqué a Pelusa que vivía con Canela, y a Negrito, un gato que encontró Di en una bolsa de basura. Me acuerdo que Negrito salió en adopción.

Me acuerdo que a nadie le gustaba PataPirata. Que el nombre les parecía ridículo. Que la página era negra y eso se veía mal. Todos se quejaban, pero nadie hacía nada.
Me acuerdo de abrir el blogger y buscar una plantilla. Me acuerdo que Diana y yo tratábamos de que se viera ligeramente presentable. Pero no me acuerdo cuándo pasó eso. No me puedo acordar. Y aquel primer post se borró porque un día PataPirata creció tanto que hoy es una estructura de 20 blogs que se ocupan como páginas.
En un intento por recordar visité mi agenda de 2007 y 2008, porque fue en la colita del primero y el inicio del segundo que se me ocurrió esa locura de “abrir un sitio para dar animales en adopción”. Y reviso cómo en 2007 hay tantos boletos de avión, tantas listas interminables de cierres de edición, de pruebas de manejo, de juntas y prejuntas y postjuntas.
Mis amigos trabajaban en lugares que ya no existen o en empresas que acabaron odiando. Tengo anotadas bodas que se cacarearon como pocas cosas y cuyos matrimonios duraron como la poca cosa que eran.
Leo las notas de todas las ideas que se me ocurrían para hacer crecer a la revista. Junto a ellas los recortes de cómo mi jefe me pedía que no borrara cómo hablaba de su esposa mientras reseñaba un coche.
Veo cómo mi mejor amigo se enamoró en Río de Janeiro y cómo vivía aquellas emociones. Veo mis aniversarios luctuosos y los amorosos y los festivos. Hay notas de cómo quería empezar a escribir un texto, cómo terminar otro. El ticket de cuando compré dos ejemplares Harry Potter and the Deathly Hollows. La novia de mi sobrino y yo leímos el final a penas tuvimos el libro en la mano. Nos emocionamos como locas. Mi sobrino casi vomita de vernos hacer eso.
El 30 de agosto de ese año mi computadora valió madre. Y mi marido me compró otra esa misma tarde. Hay depósitos de todos los lugares que me daban trabajo entonces. Ufff…. La bonanza del 2008. Mi marido se iba a Indianápolis, yo a Guadalajara con Honda. Listas interminables de mis infructuosos intentos por hacer dieta. Bourne Ultimatum a las 10:10Pm en un jueves. “Idea: Ahorrar para darle a mi suegra un día en el spa” (nunca pasó).
Hay una bolsa de te con un dibujo prehispánico pegada en la semana del 24 de septiembre. Junto, anotaciones para este blog. El 28 de octubre llegaron los ingleses y yo me iría a Boston con Gansitos para Katia, Tajín, Piruetas, Chocolatines, Trikitrakes, y alegrías con algarrobo para mi sobrina.
Regresé para que mi jefe me dijera: “el aire se respira mejor sin tí”. Las siguientes semanas comí y cené con muchos amigos. El lunes 10 de octubre perdí mis lentes oscuros en una BMW X5 y luego regresaron a mí gracias a la amabilidad del gremio. Sueltas hay fotos de mi marido, boletos de avión, de cine.
En los inicios de mi calendario de La Ley de Murphy de 2008 Misses Joy está más presente que nunca. Apenas si hay anotaciones. Cuentas por pagar, recetas para mi varicela, gripas, tos… El registro de la primera clase de obediencia de Aacini un lunes 21 de enero de 2008.
Aacini es la culpable de que exista PataPirata. Aacini comenzó todo. Barça (su rescatador que en la gloria de los perros esté junto a Kika y mi papá) y Aacini comenzaron todo. El 1o de febrero, la muestra de las lecciones de Economía de Aacini, mismas que ven en este post. Siempre se comió billetes de 200 pesos o cheques que costaba un mundo y tres focos ahorradores restituir.
¿Pero de cuándo nació PataPirata?… Sólo hay una pista: 11am, Miguel Angel, Starbucks Horacio. Ese día entendí lo que me decía mi papá: no basta con criticar, hay que hacer las cosas. Dejé de criticar a GEPDA y me puse a hacer lo que creí correcto.
El próximo 7 de abril celebraré los primeros dos años de vida del PataPirata al lado de Di, Ana, Ju y Vale.
Siento calientito el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s