>Instant Karma

>
¿No se han sentido alguna vez como si fueran un boomerang? Ya saben, son lanzados al iluminado cielo, con un impulso bárbaro, con toda la precisión posible para alcanzar su objetivo… y allá van, y siguen yendo, y derepente, vienen deregreso con la misma fuerza y se sienten fuera de control y terminan estrellándose en el mismo lugar donde empezaron?

Gracias, ya sabía que no estaba sola.

Hace unos días hablé de la crisis del desocupado y sin darme cuenta lancé al Cosmos una consigna: HEY! ¡Estoy descoupada! Y claro, el Cosmos, sabio como es (recordemos que era amigo de Carl Sagan) me regresó como boomerang a mi realidad y me hizo entrar en graaaan crisis.

Me la he pasado imaginando cómo será la Ciudad de México en 20 años, cuando el tema de la crisis del agua sea un asunto más de guerra y de poder que de esperar pacientemente a que haya una poca en tu grifo.

Luego tuve una migraña espantosa, y no había tenido una de esas en años, así que me puse a cuestionar absolutamente todo sobre el tratamiento para la epilepsia y mi estado de salud y mi forma de comer y las horas que duermo hasta que encontré la más sencilla y acidental imperfección en mi agenda.

Después me puse a analizar mi relación con los jefes, y cómo eso se relaciona con mi señor papá y cómo eso se relaciona con mi incapacidad de interacción en grupos y mi poca disposición a ser dominada y … puf… ni siquiera puedo escribirlo sin ponerlo entre comillas… ejem, res pe tar a la au to ri dad… PUAJ.

Como es evidente que necesitaba más tortura, me fui al refrigerador a sentirme gorda pero además culpable, pero además hambrienta, pero además floja. Así que acabé yendo al super.

De camino (y para no escucharme) me puse a hablar con un amigo y entonces me distrajo tanto la plática que olvidé qué iba a comprar y regresé a la casa con queso, pero sin tortillas ni frijoles. Cené galletas con queso, como si fueran canapés.

Soñé con Kika. Soñé que Kika y yo, junto con mi sobrina Nat y su hermana íbamos en el Bora Wagon de alguien que era mi jefa (pero yo jamás había visto en mi vida) y esta persona en algún momento de la travesía, sin haber llegado a nuestro destino, estacionaba el coche nos bajaba y empezábamos a caminar por una ciudad perdida donde las veredas eran tan angostas que a veces no cabían mis hombros.

En algún momento fuimos a parar con un tal señor Francisco… creo, 60 a 70 años, corpulento, con el tipo que tienen los Michoacanos… y nos informaba que estábamos secuestradas, que ahí viviríamos hasta morir y que no había de qué preocuparnos. Que las mujeres que veíamos alrededor también habían sido secuestradas hacía años y que ahora ya eran felices alejadas de la ciudad.

Yo me acercaba a él y le pedía que por favor le avisara al Emperador que no podría volver (entendía que de intentarlo me perdería en las veredas y sería más sencillo que los secuestradores me encontraran a que yo saliera) y que por favor me diera oportunidad de avisarle a mis amigas que le ayudaran al Emperador con mis hijos perros.

No recuerdo qué me contestó, pero recuerdo que me dio unos alcatraces para comer y yo los compartí con mis sobrinas y con Kika.

Me desperté. Y amanecí descompuesta. Sé que es viernes pero siento que no importa qué día de la semana es. Leí los comentarios del post anterior y terminé de sentirme desarmada.

Es increíble cómo a pesar de practicar comunicarse, a pesar de buscar decir lo que uno siente, uno siempre termina pensando una cosa, escribiendo otra y el lector entiende sólo lo que a él le hace click.

Boomerang. De regreso a mis manos. A ver qué dice el fin de semana sobre estas ciudades perdidas, sin agua y donde los jefes me llevan al secuestro “voluntario”.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Zorombático dice:

    >Definitivamente usté tiene el síndrome del escritor en ciernes: la mala crítica la apabulla.¿O la hace más creativa?Voto por lo segundo.Apuesto categóricamente por lo segundo.

    Me gusta

  2. Özer dice:

    >Ahhh, profundo. Esos sueños de ciudades desconocidas y de no poder volver los conozco. Cada quien les da su interpretación.Y en cuanto al post anterior… bueno, mejor vamos por partes (como decía Jack) y lo comento en el lugar que corresponde.Espero que las nubes se estén disolviendo ahora.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s