>Crisis de empleo, crisis de tiempo, crisis de ánimo

>En las últimas semanas más de cuatro amigos se quedaron sin empleo. Empleo… Palabra curiosa. ¿Cuál es el empleo de un ser humano?

Mis amigos se quedaron sin trabajo de 9 a 6, que normalmente hacían de 8 a 8 o más. Tengo más amigos que llevan más tiempo sin chamba y yo tengo más de un año trabajando desde mi casa y trabajando poquito, como casi siempre he hecho toda mi vida laboral.

Para mí, perder mi 9 a 6 fue muy duro. Pero no sé si fue más duro iniciarlo. Creo que no estaba preparada emocionalmente para intentarlo. Extraño pocas cosas de la oficina. El ruido de los demás es una. Las inesperadas canciones en youtube, los comentarios a lo lejos, los micromundos que existen de revista en revista, de piso en piso. Pero hay tanto más que no extraño…

Tengo la enorme ventaja de saber vivir como ciudadana de segunda con prespuesto de cuarta, así que cuando me quedé sin el ingreso de esa oficina me tomó un par de meses salir de las deudas propias de vivir con dinero y después volví a mi rutina calmada de siempre. Nada grave.

Mis amigos, por fortuna, tienen papás vivos y no han heredado el departamento donde viven, así que pagan renta, tenencia (yo ya no tengo coche) verificación, gasolina; tienen hijos, pagan colegiaturas, cuadernos, vacaciones, viajes…

Mi vida es simple pues. Y mi capacidad de lidiar con el ocio nunca ha sido mediocre. Claro, hay días que me fastidia estar en casa, pero también me fastidiaba de estar en la oficina. Vaya, que para mí la rutina es esta, despertarme a la hora en la que mi cuerpo ya no quiera dormir, comer lo que mi cuerpo quiera comer a la hora que quiera comerlo, y sentarme a trabajar en lo que quiera trabajar. Si me dan ganas me quedo en pijama, si no me disfrazo de salir o de no salir o de “voy a limpiar la casa hasta por debajo de las piedras”. A ratos escribo, a ratos limpio, a ratos juego con los hijos perros, a ratos caralibreo, a ratos aprendo jotochó… Y cuando hay que salir, salgo.

Mis amigos… la andan pasando raro. Feo. Pinchito pues. Sin su rutina de convivencia, de estrés, de pinchena (como dice el Zorombas) se sienten perdidos, algo de su identidad se pierde, algo de su empleo como seres vivos. Y a uno le parte el alma eso. Y dan ganas de ir a golpear a los !%!#$ que hoy ocupan sus lugares.

El ocio es un pecado según la Santa Madre Iglesia Católica, Romana y Apostólica. Según la Ortodoxa también. Pero según yo, es como el cáncer, una oportunidad. Sí, dolorosa, sí incómoda, sí costosa, pero oportunidad al fin y al cabo.

¿Qué hacer con este tiempo que no pediste, que te estresa por hacerte libre? El amigo Jorch sugirió hoy:

robar un banco, protestar frente a la iglesia vecina ante la violencia que ejercen con sus minivans cada que buscan la paz interior, o presidir algún club de fans… cosas de desocupados

Yo hoy fotochopié mi cara en varias mujeres anoréxicas pero que tenían faux kawk (Me quiero cortar el pelo chiquitito para ahorrar un poco más de agua). Aprendí a usar la herramienta Liquify, perdí un lente de contacto y lo encontré, averigué que La Dicha es Mucha en la Ducha fue grabada por Manuel El Loco Valdés y comencé a escribir el manual de ahorro de agua. Cosas de desocupados.

El ocio hace que uno etiquete el valor o la importancia de las cosas que hacemos: Si lo que hacemos no genera dinero, no es vendido, no es patrocinado por una marca de jabón… entonces vale menos. ¿Ante quién?

Ante el recibo de la luz, el del teléfono, el del gas y con el casero… pero hacer dinero no tiene nada que ver con quiénes somos, es sólo lo que hacemos para averiguar lo primero en el camino.

No existe algo como el tiempo desperdiciado cuando disfrutas cada momento. Si mis amigos podían cerrar revistas a tiempo, cumplir con el límite de ventas, acabar de editar el programa, si el deadline siempre fue alcanzado, estoy segura que alcanzar a la chuleta será fácil, lo difícil, el reto que hay que asumir ahora, es aprender a disfrutar eso que son sin el título del oficio. Que para gusto mío y de los que están alrededor, es mucho más que editor, redactor, ejecutivo de ventas, director, maestro….

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anonymous dice:

    >Me gusta tu blog, casi siempre, hoy no fue uno de esos días. El post suena demasiado condescendiente, ¿No crees? Digo, como sea, el Emperador galáctico debe pagar varias cuentas y así claro que está fácil levantarse a la hora que uno quiera y las arañas.En fin, que lo siento por tus amigos, mal de muchos, consuelo de tontos, pero parafraseando a Cristina Pacheco: Aquí nos tocó vivir.Lo que sí me gustó fue tu reflexión acerca de los títulos y etiquetas que nos ponemos o nos ponen.Saludos.

    Me gusta

  2. Zorombático dice:

    >Doña Eme, a mí sí me gustó su post, y mucho. De suyo sabe que me gusta cómo escribe, y no estoy de acuerdo con el anónim@ amig@ de arriba; no es mal de muchos, es una mirada muy de usté, de Doña Eme.Siga escribiendo así.

    Me gusta

  3. Doña M dice:

    >Gracias Zorombas. Creo que yo tampoco estoy de acuerdo con anónim@. Condecendiente me suena eso de "Aquí nos tocó vivir". Es como si porque uno nació donde nació está destinado a lo mismo que sus paisanos, o a un destino imposible de modificar. Tema sensible. Muy sensible. Será que mi optimismo es como demasiado para estos tiempos…

    Me gusta

  4. Özer dice:

    >El ocio es lindo y puede ser muy productivo. El problema es la renta, la luz, la comida, el médico… No, lo que hacemos no nos define como seres, es simplemente una etiqueta, pero es una etiqueta que nos da de comer. En varias ocasiones me he quedado sin trabajo y he seguido la norma de "tu trabajo ahora es conseguir trabajo", porque la verdad no me quedaba de otra, aún de soltera y viviendo sola. En alguna ocasión pedí chamba de ayudante de cocina en mi restaurant favorito y no me aceptaron porque estaba "sobrecalificada". ¿Para lavar trastes y picar cebolla? En serio que necesitaba el trabajo y me seducía la idea de cambiar totalmente de giro. Y ahora estoy aquí, a cargo de una empresa familiar, trabajando desde casa… de 9 a 6 mas lo que se acumule. Y sigue habiendo espacio para el ocio.Un gran abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s