>Esto no es un Top 10

>Son las 3 de la mañana del domingo 21 de septiembre. En 4 horas debo estar despierta y fresca en un parque coapeño para entrenar con mis críos eso de la obediencia canina.

Hoy ha sido un día pusiento como pocos. Y Misses Joy, amante imperfecta pero leal como San Bernardo, me ha acompañado las 27 horas que me dio chance de estar despierta.

En mi buró-canasta tengo un libro: At Knit’s End, meditations for women who knit too much. El encanto de este pocket size book está limitado para aquellas (1) mujeres, (2) tejedoras, (3) con algún desorden compulsivo, (4) bilingües. Si los libros la tienen difícil, este la tiene pior.

Las 320 páginas del librito están cubiertas por meditaciones de no más de 450 golpes sobre la compulsión, adicción, revelación y disciplina que implica ser tejedor en tiempos donde Walmart vende sweateres en menos de lo que cuestan 3 bolas de buen estambre.

Quien teja, sabrá que la actividad es tan … estúpidamente adictiva como practicar la autodestructiva pero gozosa maña de chupar con cada comida y entre ellas, o fumar porros mientras ves novelas.

Tejer en un país donde el único estambre que hay disponible en cualquier tienda está destinado a servir de chambrita para bebé, es como vivir en Holanda, ser hipotenso y jamás poder probar la marihuana.

Tejer en un país donde ser ama de casa está más socialmente penado que ser narcotraficante, es como vivir en Nueva York y no ser judío.

Tejer en un país donde el costo de una buena bola de estambre es mayor que una cena decente en un restaurante condesiano, es como no ser vegetariano en la India.

Tejer, leer y no querer ser mujer ejecutiva, es un estigma altamente creativo y frustrante que padezco. Y como buen estigma, hay días en que su peso me provoca el deseo de haber nacido en otro país, (o algo mucho menos sencillo) haber nacido hombre, trabajador, alcohólico y mujeriego. El chiste sería no pensar.

A lo largo de los algunos años que he escrito he pasado por más desiertos que épocas fructíferas. A lo largo de los pocos años que he tejido he pasado por juveniles arrebatos de creatividad. Y descubro que en los desiertos de ambas actividades hay una constante latente, otra etiqueta más con la cual estigmatizarme: quitter.

If at first you don’t succed, failure may be your style.
Quentin Crisp

La cita está publicada en el libro de Stephanie Pearl-McPhee, aka the Yarn Harlot. Quien como muchas otras mujeres comparte créditos en mi hater list of woman who I envy too much. La tía teje, todo el estúpido día. Escribe, todo el estúpido día. Es mamá de bípedos (cosa que no le envidio pero implica que su vida con hijos bípedos y la mía con hijos cuadrúpedos, de todos modos se parecen), y PUEDE GANAR DINERO DE ESO. De escribir y de tejer.

Lo verdaremente horrible de ser tercermundista es que la realidad coarta tu capacidad de ser. Si yo, como mi sobrina que es nanny en Boston, pudiera tener un trabajo que me permita pagar las cuentas y comer pero no me robe el 80% del tiempo… tal vez, podría vivir de tejer y de escribir… y tal vez no tendría tantos desiertos de ambas cosas, pues estaría … presionada por la agenda a hacerlo.

Además de amar ser tejedora, escritora y ama de casa. Estoy amando saber de perros, de cómo hablar perro, de cómo entender perro. Como estoy presionado por el pendejo tiempo para estar lista mañana y hablar perro con mi hija Aacini, y después con Memo Flaco Pérez a ver si la familia que se postuló puede ser su familia… me voy a dormir.

Quién sabe si un día tenga un desierto de hablar perro… mientras, aprovecharé que todavía no la cago haciéndolo, and go with the flow.

Estúpido día pusiento.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. >dejeme decirle algo….si hay alguien lerda para creatividad con manos , esas soy yo.Tiene del sabado para aca en que ofcialmente me converti en una señora que le esta empezando a gustar el mundo de los estambres , colores , hilos , agujas , ganchos…no me pregunte por que , pero se me hizo una compulsion extrema , en dos semanas que conoci el ” telar” no he parado de tejer y tejer , llevo cuatro dias y dos bufandas , usted dira si tengo algun problema de obsesion-compulsion.Lo cierto es que ya me di cuenta que con el tejido encontre una forma mas de evadirme de cosas en las cuales no quiero pensar , aparte de la lectura , ahora mi corazon y mi alma estan divididos entre mis manos y mis ojos.En algun momento de mis tiempos de ocio, un dia pique en random cosas de su blog , anteriores y casualmente cada q picaba un post aparecia una hermosa prenda tejida…( me acuerdo de una como capa o chal blanco que es priceless!! y de la bufanda y gorro que le hizo a su mama suya de usted, creo q tambien habia como un chal de colores no?) y hoy me da mucha envidia q usted sepa tejer a gancho y yo no…y q usted haya descubierto su amor por el tejido desde hace mucho tiempo.Mi sacrosanta abuela por todos los medios intento hacer de sus dos nietas, mjueres de bien y nos sentaba todas las tardes con ella, a hacer ” cadenitas” con el gancho como previo calentamiento…despues de una semana mi hermana y yo estabamos hasta la madre. Lo mismo paso con las agujas de 2 o del 8 y una bola de estambre, que triste..solo se hacer derechos. Mientras pueda , aproveche las temporadas de sabiduria…cuando vienen las deserticas son tremendas, pero siempre tendremos el tejido !!

    Me gusta

  2. M dice:

    >A veces me asusta lo mucho que tenemos en común…¿Dónde estás comprando estambre?

    Me gusta

  3. >jajaja a mi tambien es pretty scary como hay muchas cosas que tenemos en comun…mire el estambre lo compro en un changarrito micro que esta en el centro , es uan tienda llena de sorpesas hay mil estambres de todos los tipos esta en la esquina de Guatemala , la descubri por que estoy estudiando en la UNAM de ahi..pero le consigo la direccion y le aviso.En portales tambien , hay dos mercerias / tiendas que venden unos chulos de bonitos , nomas que hay unos reee carisismos ( la bola en 119 pesos !!! y trae solo 5 metros!!!)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s