>Aleteos

>

Hace mucho mucho mucho que no me da por hablar de la muerte. Mucho mucho como dos años. Pero la cosa con la muerte es que uno no puede abandonarla tanto, siempre ronda, siempre se acerca.

Hace poco la Pug de mi amiga Francel murió de un shock anafiláctico por ser alérgica a la picadura de una abeja. Lola tenía apenas año y medio y su muerte, como todas las que son súbitas, dolió como un chorro de aire frío, gélido, directo en el pecho.

A Fran le tomó varias semanas asimiliar lo que pasó y al final, pudo escribir de eso y exorcisarlo. Son las 3:27 de la mañana de un lunes. Y estoy tratanto de ahuyentar a la muerte.

Desde hace mucho tiempo entendí que no todo mundo percibe a los animales como los entiendo yo. Para mí son familia, para mí una planta se convierte en familia, para mí cualquier ser vivo que forme parte del entorno de mi historia, es mi familia. Kika llegó a mi vida hace 15 años y medio. Su historia la he contado aquí muchas veces a lo largo de los años y su muerte que se anuncia muy seguido, se empieza a contar desde la primera vez que entró al quirófano para removerle tumores que por fortuna fueron benignos. Ahora es su corazón el que se rindió.

De la misma manera en que me negué a que mi padre sufriera con medidas extremas para evitar su muerte (los transplantes de hígado son -en palabras del equipo de transplantes del ABC-, caros como un Serie 7, no sólo al comprarlo, sino para mantenerlo. Y uno vive en ese mismo estrés nomás por saber lo que tiene); de esa misma manera no quiero que Kika padezca medidas extremas para sobrevivir lo inevitable.

Me he estado preparando, escuchándome hablar de su muerte… Hace algún tiempo le dije al Emperador: “¿Te das cuenta que para empezar a llenar el hueco que dejará, adoptamos 3 perros más y creamos PataPirata?” Contestó: “Y no creo que se llene con eso ni con nada”.

Hoy me dormí tarde mientras actualizaba las fotos de los adoptables en el sitio y en Facebook. Kika, como siempre, estaba echada a mi lado en el sillón. Roncaba cómoda. Hoy no tuvo tos en todo el día. Ni una sola vez. Pero de la nada, empezó a toser y se bajó del sillón corriendo, llegó hasta la ventana y las piernas se le soltaron. Se cayó con el cuello chueco, torcido como cuando cae un animal muerto. Y pensé que se había muerto. Y me oí aterrorizada con su muerte.
La toqué y le hablé y se levantó.

¿Se levantó porque me escuchó espantada? ¿Se levantó porque sabe que por mucho que he hablado de esto jamás me acostumbraré a perder a lo único que me ata a mi familia biológica, a mi papá? ¿Será que sabe que no hay nada que llene el inmenso hueco que dejará al irse?

Qué egoísta es la muerte. Qué mal entendida está. Por más que lea, por más que estudie, por más animales que adopte a lo largo de mi vida, por más animales que ayude a dar en adopción. Kika será siempre mi compañera primera, mi responsabilidad primera.

¿Se habrá ido la muerte porque la escribí? ¿Habrá sido lo correcto espantarla?

Un comentario Agrega el tuyo

  1. >Se me hizo un nudo en la panza cuando estaba leyendo tu post. Entiendo la angustia que te provoca ver a la Kika enferma y que en cualquier momento se te pierde. De mis dos perros , uno el mas chiquito ( Juanjose) tiene epilepsia , dos o tres veces al mes le dan ataques , y cada ves q pasa , a mi se me paraliza el corazón y no paro de llorar por muchas horas, de saber q en cualquier momento lo puedo perder.Yo vivo con la muerte diario , hace mucho que deje de vivir para ella. Mis muertes son diario y asi las reconozco y las acepto ya. La muerte de una decisión de cualquier tipo, la muerte de una amistad , la muerte de un trabajo, la muerte de una relación , todo es muerte, estamos rodeados de ella todo el día y bajo cualquier circunstancia , y debemos aprender a vivir con ella.Despidase de la Kika, quedese en paz con ella , ahorita que sigue con usted.Asi es la muerte de sabia que nos da una vida de ventaja. Le mando un beso fuerte a la Kika y otro a usted.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s