>Insomnio

>No puedo dormir. Me metí a la cama y nomás di vueltas. Ya eran un poquito pasadas de las 2, pero no pude dormir. Cuando me levanté de la cama, resignada al insomnio eran las 3.
Me estaban acosando tatuajes que no me he hecho, que debí hacerme hace un año. El de mi madre. Los molinos del Quijote, mis violetas, las vírgulas. Eso fue lo que encargó y yo no lo he hecho.
No me dejaba dormir.
Me levanté y fui al librero a buscar el libro del Quijote que me regaló. Empecé a seleccionar las imágenes que podrían servir.
Encontré también una especie de libro que me hizo cuando cumplí 18 años. Son unas 40 páginas con fotos suyas, no originales, sólo fotocopias, donde dibujó globos con leyendas sobre lo infeliz que fue en su vida. Al final me escribió que esperaba que yo, ahora que ya soy grande, y que me puedo cuidar por mí sola, consiguiera ser libre y feliz incluso a costa del dolor.

No extraño nada ese lado de mi madre.

Pero la extraño…

Luego dibujé un rato, luego busqué en la red referencias. Luego visité el sitio del shop donde me tatuaron el sello de duelo de mi papá.

En shock total, googlee su nombre. Y encontré un panegírico que escribió algún compañero suyo de Gestalt. Creen que murió hace un año…. 17 de enero de 2007… Murió hace dos. A las 2 y centavos de la mañana. Yo escribí de eso, aquí, como a las 5 y centavos de la mañana.

Entendí que pasaba.

Entre ayer y hoy, entre estas dos madrugadas, mi madre cumplió dos años muerta.

¿Será que no me deja dormir? ¿Será ella la que desde el otro lado me exige que me tatúe en tributo, que la ponga en el mismo escalón que mi padre, que haga con su recuerdo lo mismo, exactamente lo mismo que hice con el recuerdo de mi padre?

¿Aunque no fue… por mucho… la misma clase de padre?

He pensado mucho en por qué no ha sucedido ese tatuaje. La primera razón es que no estoy segura de dónde ponerlo…. La cara externa de mi pantorrilla izquierda está cubierta de flores en honor a papá. En la interna quedaron grabadas las letras que conforman el apodo que él me dio. El resultado de las palabras no me ha conformado nunca… hay algo en el trazo que no es limpio y me molesta.
Entonces pensé en poner ahí el de mi madre… pero no quiero ver el tatuaje de mi madre siempre, y si lo pongo ahí, lo veré todo el tiempo.

¿Qué debo hacer?

No quisiera tatuarme la otra pierna porque sé que no pararía jamás de tatuarme… Ahora mismo hay planes para uno, dos, tres, al menos tres tatuajes más, de extensión mediana… unos 20 cm2

Son las 5:28 de la mañana… Hace dos años tampoco pude dormir.

Hoy releí lo que dije sobre ese día y los anteriores. “Debo recordar que el amor que siento por mi madre puede ser usado en mi contra”, dije entonces.

Y puede ser usado así incluso por mí.

Seguiré dibujando.

PD: Siempre cabe la posibilidad de tatuarme la pierna izquierda con más recuerdos de mi padre….

Un comentario Agrega el tuyo

  1. RAMA SANABRI dice:

    >Querida amiga, solo puedo coincidir contigo en que dibujar el duelo es importante para algunas almas… qué buen tatuaje me acabas de hacer, y sin preguntar…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s