>La sana costumbre

>De entre los muchos recuerdos que tengo del señor Mota, está el olor a periódico recién impreso. Cuando yo era un pedazo de carne prieta –como me decía el señor papá- Mota trabajaba 24×7 y siempre olía a tinta, a pape;, un poco por la imprenta, otro mucho por la cantidad de periódicos que leía. Su escritorio estaba repleto de ediciones, plumas rojas y un par de imponentes tijeras, ambas herramientas destazaban sin piedad los diarios.
Papá me enseñó el gusto por enterarme del mundo y sus rincones a través de las editoriales, de las notas de redacción, de las columnas. “Nunca leas sólo uno, si quiera dos. Cada periódico tiene su línea, como todo. Lo importante es que uno tenga muchas líneas qué leer”.
En muchos períodos de mi vida he seguido esa costumbre a pie juntillas. A veces, por falta de dinero, he suspendido mi quéhacer informativo personal. Ahora que cruzo… cruzaba Reforma todos los días para llegar al trabajo, me he vuelto aficionada a comprar un diario todos los días. Los colegas preguntan que porqué no me suscribo, o los leo en versión interneteana, pero a mí me gusta eso de saludar al periodiquero, de que me diga “aquí tiene señorita, que le vaya bien” y contestarle a gusto: “que venda mucho, que acabe pronto”.
Hoy, por ejemplo, el vendedor del Reforma apostado en el cruce de Palmas y la avenida antes transitable, me contestó a mi tradicional “quihubocomostá” con un “sisqueado seño”, que me dejó cuchiplanchada. A penas son las 8 y ya llevo tres mentadas de madre. La gente está muy… encabronada, completé yo, como se dice en correcto español. Corrrecto y prosaico, dijo él.
Me explicó que el encabronamiento responde a una falla psicológica en el formamiento del ser humano –me cae que eso dijo, no estoy choreando- que si de niños no fuimos permitidos a liberar nuestra ira, de grandes la sacaremos a la menor provocación, que eso dicen los psicólogos. Le contesté que hay un candidato a la presidencia con domicilio en el Zócalo capitalino al que esa explicación le caería como anillo al dedo. Me vio con cara de ahhhhh, tu eres calderonista. Nos reímos… a falta de llorar. Se ponía el verde y ni cómo sentarnos a tomar un café.
En el radio zappeaba las estaciones informativas. Voces ya familiares. Me detuve en una que, más que familiar, me resultó nostálgica. Eduardo Ruiz Heally, a quien tantas veces escuché pelear socialmente con mi papá en Radio Fórmula, o Radio Bagdad como le decía Mota (uno unca sabe cuándo caerá la bomba… y adiós). Tuve unas ganas de hablarle a Ruiz Heally, a quien no tengo el gusto de conocer, y decirle que a veces, entre el olor a periódico nuevecito, el voceador amable de la esquina y su voz, siento que mi papá aparecerá en cualquier momento por las bocinas de mi coche y propinará alguna de sus frases inolvidables: “La politica actual se regodea en el fango de la ignominia”, diría Mota. Creo que diría bien.

En otra clase de nostalgia: Hace dos días liberaron (y uno tiene que darles las gracias… cómo no), los cruces de Reforma, quesque en agradecimiento al apoyo demostrado por la sociedad civil con el movimiento democrático. A mí se me hace que los pejistas, a falta de tener una, le tienen miedo a las madres que transportan a sus preciados críos por calles cada día menos transitables y en consecuencia, menos seguras. Con todo, el martes por la mañana que vi abierta la vía de mi Angel, mi Angel, me entraron unas ganas cuasi irrefrenables (contenidas sólo por miedo a ser impuntual), de darle una vuelta al circuito de mi vecina la despechugada de Reforma, y escupirle en todo su pavimento nuevecito, nuevecito. Me cumpliré este antojo el fin de semana. Y no sólo en el Angel, en la Diana y en la Palma, y en Mariano Escobedo, y en las laterales. Me voy a llevar un termo de agua salina y me cae que voy a marcar mi territorio, el de todos. Para que nadie nos lo vuelva a quitar con carpas vacías y consignas que olvidan a quienes las apoyan.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anonymous dice:

    >Hola Maria, hoy me puse a leer todos tus blogs ya que no me habias avisado que lo tenias, me gustaron mucho. Te felicito y e mando muchos besos. tu Suegra.

    Me gusta

  2. Anonymous dice:

    >zbHola otra ves yo, estoy tratando de felicitar a Rodrigo tambien por su blog pero en el de el no puedo entrar si no tengo blog. Por favor felicitalo de mi parte. Mas besos para los dos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s