>Más vale en el blog, que en la cabeza

>Son las 11 de la mañana. Vengo del único lugar en este edificio donde se puede estar solo. Ciertamente, en el único lugar en cualquier edificio donde se puede estar solo.
De los cinco WC que hay en el baño de este piso, hay uno que no tiene luz. Es un hecho aceptado, no se espera que lo reparen. Me gusta ese WC. Está oscuro, solo, como un capullo.
Como en este edificio el statement es la orden del dìa, todo mundo anda con el Ipod enchufado. Yo no voy contra corriente, aunque confieso que fue más por crear una barrera de defensa los primeros días que por seguir la moda de la oficina. Así que cada que voy al baño me acompañan el Ipode -como le decimos en casa- el celular, las llaves de mi escritorio y el gafete. Es realmente un viaje. Pero vale la pena. Hoy sobre todo.
Empecé el con el pie izquierdo. No sé si eso es buena o mala suerte. Pero es una frase común y asumo que significa que todo está un poco de cabeza… o un mucho.
Por primera vez desde que entré a la vida de oficinista no me pude levantar a la primera. Normalmente despierto antes de que suene la alarma. Me angustia quedarme dormida y no escucharlo, así que me levanto. También me preocupa interrumpirle el sueño a la Saraña.
Hace dos días que me quedo en la cama hasta que suene. Hoy sonó y me quedé acostada. Cinco minutos después me levanté. La rutina para salir toma una hora y media. No es tanto el asunto de la arreglada como la rutina del cuerpo la que me retrasa: preparar la comida de la dieta, hacer el ejercicio. Los cinco minutos que me tomé costaron caros. Si salgo unos minutitos antes de las 8 am, el tránsito sobre Reforma es lento, pero constante y la gente todavía no va de malas. Pero si para cuango llegue a Reforma ya pasaron las 8 am… la gente empieza a perder la calma, el tráfico es de estacionamiento en jueves por la noche (esto es: no tran grave como domingo a medio día, pero no tan ágil como martes a las 12 pm). Así que cuando llegué al monumento de petróleos… ¿cómo se llama oficialmente, por cierto?… cuando llegué aquello ya era un estacionamiento (ahora sí, como domingo a medio día).

Anexo de la info en explicación #1

La mamá murió. Eso lo saben. No saben que la mamá dejó un depto en herencia para sus seis hijos seis. No quiero entrar en detalles que todo mundo – que conozca a los especímenes con quienes comparto ADN – imagina. La cosa es que cobré lo que me tocaba y en vista de que hay nuevo trabajo, Rodrigo y yo dispusimos cambiar coche. El Pollo (la tracker pues) no circula los viernes y tenía que venir de aventón a la ofis. Para el rereso, Rodrigo tenía que pasar por mí después de las 10 pm. Así que el sábado pasado fuimos a buscar carro. Rodrigo aceptó que fuera un Beetle, siempre y cuando fuera manual.
Encontramos uno que ofrecía una pareja muerta de miedo que quiere irse huyendo del DF. Ocho asaltos amparan su desición. Logísticamente fue un .. pedo. Así dicen en Buckingham. Querían más de lo que teníamos, estaban en casa de la fregada (perdón Pericoapa), era sábado y teníamos el tiempo bancario encima. Al final conseguimos hacer el bussiness contra reloj.
El Bicho, como bauticé al nuevo coche (ya que fue comprado con el varo que la mamá dejó, y la mamá me decía Bichito, y pues es un Beetle, que pues es un Escarabajo, que pues es un bicho), el bicho es azul y está rechido. Me ha costado trabajo manejarlo porque la visibilidad es como de -45 (en escala 50), y jala como si trajera cohetes en el escape. Pero ahí voy.
Ayer fui al centro comercial Santa Fe y cuando salía del estacionamiento noté que la exclusividad de la que gozaba con el Pollo efectivamente se acabó. En la fila de salida habíamos cuatro Beetles. Uno rojo, un negro, otro azul y el Bicho. Tengo que decir que me sentí fuchi. Cuando le conté al marido dijo: “es normal Nena, somos pocos beetleros y algo pasa en la calle que se juntan. Como los bichos… jejeje”. Y tiene razón. Hoy cuando manejaba hacia acá iba más pendiente del fenómeno, y sí, los beetleros nso pegamos… Es como viajar en bola.

FIN DEL ANEXO
DE REGRESO A LA FUENTE DE PETROLEOS, O MONUMENTO A LA EXPROPIACION PETROLERA, O CRUCE DE PERIFÈRICO Y REFORMA…(Nadie supo bien como se llama).

Iba yo a la ofis pues. Somnolienta por primera vez desde que soy minera. Entonces, meto primera, y el Bicho prende un foquito en el tablero. EPC. Mi primer reacción fue: “ah chingá”. Luego, en el alto, saqué el manual y busqué qué era eso de EPC. Olvidé bajar el manual, y no voy a bajar ahora, porque hay que tomar tres escaleras eléctricas y cruzar el puente de los edificios. Pero lo que recuerdo es que EPC stands for Electronic Power Control, which means that your car could be broken, o como decimos nosotros, que ya babalú.
Cerré el manual y todo mi cuerpo decía llora, pero mi cabeza dijo, calma, aguanta, si el coche sigue jalando, si no hace ruido raro, si no huele diferente, si todo sigue igual, llegas a la ofis, le hablas al marido y si ves que no puedes regresar, le pides ayuda a tus compañeritos, que para algo saben de coches.
Llegué acá, le hablé al marido, el marido mentó madres hasta que quiso. Colgamos. Luego jui con Artur, el fotógrafo para ver qué jais con la agenda de hoy, y otra buena noticia: Artur tiene la mañana completa, so, será hasta la tarde. Fui con David a ver qué jabón con el Usado del mes, que no viene hoy, dijo. Hasta mañana. Tercer chale del día.
La pila se me downeó bien gacho. Como dicen en Buckingham, también. Quise trabajar para distraerme, pero no pude. Pasé canciones del Ipode a la máquina (para quienes usen Mac busquen Ipod Access en Google, jala rebien). Me serví mi café. Me puse a busacr la méndiga foto que no encuentro desde ayer. Nada jaló. Entonces fui al baño.
Me puse la Ipode, jaló Alejandro Sanz, MTV Unplugged, Corazón Partío. Alguien de Motorpress iba saliendo del baño. Alguien más platicaba dentro de él. Todavía no me hacen plática así que me seguí derecho. Entré al “WC capullo”. Plunk. Me quedé sola en este mudno de oficinas, lleno de gente extraña que se está haciendo a la idea de que esta extraña viene todos los días.
Ayer también fue un día pesado, pero se uso loco después de la 1 de la tarde. Televisa comparte la eficiencia del Seguro Social en cuando a trámites se refiere. Eso me perjudica en dos aspectos: no tengo gafete para entrar sin registrarme en recepción y, un detalle menor, no sabemos cuándo me pagarán. Aunque resulta altamente perturbador, no caí a la cuenta de la gravedad sino hasta ahora. Es como si el día fuchi hubiera empezado ayer y no hoy.
Cuando volvía del “capullo” entendí. Necesito escribir esto. Todo esto, el gafete maldito, el recibo de honorarios que pasará el año que entra, el coche nuevo que se pone roñoso (y que metafóricamente es como la mamá: bonita y amable de primeras, regega de segundas); y la soledad multitudinaria de estar 10 horas al día en una oficina donde sigo y seguiré siendo nueva… hasta que pase el contrato, hasta que se acabe la novatada de ser la única sin messenger, hasta que me sienta cómoda viendo fotos de coches sin consultar luego cuáles eran.
El optimista del grupo diría, citando a mi papá: Lo bueno de los malos días es que son como las malas películas, acaban. Creo que también diría que del suelo no se pasa. Que recuerde que mi jefe se fue de vacaciones y volverá en una semana. Que tengo chance de esto, de escribir, de ir a mi paso, de sentirme menos protegida por que él está aquí como puente entre “la nueva” y la familia MotorPress y que agarre el toro por los cuernos. Creo que esto último lo diría mi papá en su modalidad de no seas chiquiada.

El optimista del grupo no vino conmigo hoy… yo creo que se quedó en la casa. Con algo de suerte podré regresar sin que el Bicho se quede a mitad de camino.

PD: Hernán averiguó en la página del DF que el monumento en cuestión se llama Fuente de Petróleos.
PD2: Me largo mañana a Taxco. Periodísticamente voy a hacerme mensa (lo que veré mañana fue publicado ya). Voy como parte de la novatada, del entrenamiento, de ver si no choco en carretera, si los de RP de las automotrices no me odian. Como el optimista del grupo se quedó en la casa, adoptaré el lei motiff de Adrenalina, mi abuela: este día, me la redonfelipenjuaga. Que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s